A nuestro patrono Santo Domingo de Guzmán

697_santo_domingo_de_guzman_color_2Domingo, que quiso fundar una Orden religiosa de predicadores-teólogos nos recuerda que la Teología tiene una dimensión espiritual y pastoral, que enriquece el alma y la vida. Los sacerdotes, los consagrados y también todos los fieles pueden encontrar una profunda «alegría interior» al contemplar la belleza de la verdad que viene de Dios, verdad siempre actual y siempre viva. El lema de los Frailes Predicadores, «contemplata aliis tradere», nos ayuda a descubrir, además, un anhelo pastoral en el estudio contemplativo de esa verdad, por la exigencia de comunicar a los demás el fruto de la propia contemplación».
Benedicto XVI, Audiencia General del 3 de febrero de 2010.